Guatemaltekin Guatesol Maispflanze
Español

Home
Aktuell
Über Guatesol
Kontakt
Rundbriefe

Projekte
Frauenprojekt Cahabón
Landwirtschaftsschule
Behindertenheim Kinder
Mayarecht

Webkooperativen
Ixoquib aj Keem
Flor de Algodon

Wie helfen? - Spenden

Reisen
Guatemala Reisen

Fotos
Links


Fotos de Rabinal, sus fiestas y sus costumbres, sus mujeres y hombre, niñas y niñeos


Bild Kirche Rabinal

PASIÓN Y MUERTE EN RABINAL - UN MURAL EN LA IGLESIA DE RABINAL DE ROSA MARIA PASCUAL DE GAMEZ
La paz y la armonía reinaban en Rabinal. Tierra rica y productiva, raza Maya-Achí de gente trabajadora y luchadora. Pueblo de artistas y artesanos. Allí se trenzan los hilos para los petates y se tejen los textiles. Se trabaja la cerámica en multitud de formas, enseres y figuras, la madera para mascaras, guacales, jícaras, chinchines e imágenes de santos. Los colores para pintarlos se logran a través del NIJ obtenido de pequeños animalitos. Los frutos de ésta tierra son: el maíz, el maní y especialmente la naranja Los bailes y tradiciones son numerosos. De los bailes de la conquista podemos mencionar algunos: El Costeño, El Patzca del Corpus, los Negritos, el famoso Rabinal Achí que fue rescatado y promovido par el abate Brasseur de Bourboug y muchos más. De las cofradías diremos que siguen teniendo mucha importancia, y actualmente hay 16. Los plumeros de San Pedro y San Pablo (procesiones con grandes plumas), son parte importante en las festividades y celebraciones religiosas. El Popel Vuh fue rescatado por Fray Francisco Ximenes O.P. quien también escribió varias obras de historia, geografía, etnografía etc. Al medio vemos el Río Negro que desemboca en la presa de Chixoy convertida en un mar de sangre tras las masacres. Escenas de dolor, desesperación, frustración y muerte. Hombres, mujeres y niños... Al fondo del valle del URRAM. Fuego y destrucción. Los tres cerros en llamas representan tres de las más crueles masacres: Chichupac, Plan de Sánchez y Rió Negro. A un lado hay un cerro con un pequeño árbol de conacaste como triste "recuerdo" de las 77 mujeres que fueron violadas y cruelmente asesinadas junta a sus pequeños hijos. 112 niños en total. De la presa de Chixoy emergen cuando descienden las aguas, un cementerio de palitos que más parecen las manos huesudas de todas las victimas que se encierran en ése lecho de sangre, clamando par justicia. El Padre Melchor Fraj vivió y sufrió con el pueblo de Rabinal todos éstos años de dolor. Las exhumaciones principiaron en 1993 y allí se encuentra el, con un incensario en la mano, acompañado de dos rezadores. (ROSA MARIA PASCUAL DE GAMEZ)

Helen Hagemann
[email protected]

^Top^